XIV CERTAMEN FOTOGRÁFICOlogofoto

El Judío 1 PDF Imprimir E-mail
Martes, 25 de Marzo de 2008 18:42

El judío

Por Rafael Belmonte

Hablaros a vosotros del "Judío", carne y sangre vuestra sería necio y absurdo. Pero yo creo que la figura del "Judío", tantas veces ensalzada, y otras, ¿por qué no decirlo?, también criticada y hasta vituperada, no haya sido quizás situada en un justo y preciso punto. Para mí, el "Judío" es el personaje que entre todos los de vuestra Semana Santa, presenta, lo que pudiéramos llamar en términos médicos, la más lógica y la más normal reacción humana ante la Pasión y Muerte de Cristo. Para mí, el "Judío" quiere expresar y de hecho lo expresa con su tambor, toda la rabia y toda la impotencia de un Pueblo cristiano, por no poder impedir o evitar la Muerte en la Cruz de su Redentor. Él hace vibrar y gritar el parche rotundo de la caja de su tambor, como avisando a los cuatro puntos cardinales de la geografía del mundo, el más horrible, el más injusto y más cruento deicidio de toda la historia de la Humanidad.

Y el "Judío" que ve y comprende, que no puede impedirlo, avisa de esa forma vibrante y sonora, rompe incluso si es preciso las fuertes baquetas sobre el tambor, para ver si encuentra ayuda y comprensión para evitarlo. Y mirad si será noble y gallardo su toque y redoble que sabiendo que aquella muerte divina, lo salvará y redimirá para siempre, no duda un instante en buscar como sea y donde sea, a un alguien que con su fuerza y poder la evite.

Por eso yo te admiro, anacrónico y exótico "Judío" de Baena, con tu cola blanca o con tu cola negra, con tu dorado casco y tu llamativo plumero sobre tu cabeza. Con tu roja chaqueta, donde lleva bordado como un símbolo la Cruz Redentora de Cristo. Con tu tambor cruzado por tensos y apretados chillones. Con su pañuelo de seda al cuello.

Yo te admiro y hasta te perdono tus pequeños y casi pueriles pecados, tus graciosos saltos y piruetas, tu anarquía individual en los desfiles y hasta esos medios de buen vino de la tierra que te tomas de vez en cuando.

Porque creo y comprendo, que tú tratas de apagar con ese medio de vino y ese redoble de tu tambor la impotencia, la amargura y el arrepentimiento que como una esponja de hiel y vinagre sube hasta tus labios desde lo más profundo de tu corazón cristiano.

Y a ti "Judío", anónimo de Baena, el de la cola negra, o el de la cola blanca, quiero rendir el tributo de unos sencillos versos, que no tendrán nunca, ni tu color, ni tu sabor, pero que llevan dentro el humano sentimiento de mi amistad duradera.

Roja chaqueta y plumero,
cola negra o cola blanca,
que el duro tambor le arranca
temblores de caja y cuero.
Pregón y grito en Baena,
que al llegar Semana Santa,
en sordo rumor le canta
a una imagen Nazarena.
Tambor que las calles quiebra
y anuncia con su redoble,
el dolor donde se enhebra
lo mejor de un pueblo noble.
Eres la gracia y la flor
que en la madrugada quieta
convierte en rezo y saeta
el toque de tu tambor.

 
Copyright © 2017 Segunda Cuadrilla de Judíos Coliblancos de Baena. Todos los derechos reservados.
Pack creado por Joomla! Spanish 2010 - Patrocinado por Web Empresa
Joomla! es un software libre publicado bajo la licencia GNU/GPL.